Skip to main content

Potencial de la Analítica Avanzada en la industria de Infraestructuras en España

La tecnología basada en datos puede ayudar a las empresas de infraestructuras españolas a tomar decisiones de gestión más inteligentes, reducir el riesgo y mejorar los resultados de los proyectos.

A medida que la analítica se vuelve cada vez más sofisticada, aprovechando las tecnologías de inteligencia artificial como el aprendizaje automático (machine learning) y en combinación con otras innovaciones digitales, sectores tan diversos como bienes de consumo, banca y medicina van experimentando reinvenciones. Pero el sector de Infraestructuras ha sido lento a la hora de unirse a la era digital. De hecho, el Índice de Digitación de McKinsey Global Institute, sitúa la construcción entre los sectores menos avanzados en la adopción de nuevas tecnologías.

Este escenario ofrece una oportunidad a los propietarios de infraestructuras y de compañías de ingeniería y construcción (I+C) para que lideren la adopción de soluciones analíticas. Al permitir que las empresas generen percepciones propias a partir de las ingentes cantidades de datos que ya reúnen, la Analítica Avanzada (advanced analytics) puede elevar la calidad de las decisiones de gestión, reducir el riesgo, y mejorar los resultados de los proyectos. En esencia, la Analítica Avanzada permite a los directivos detectar patrones de comportamiento, lo que puede ayudarles a entender y aprender de experiencias anteriores, y predecir con mayor precisión los resultados futuros. Dado que las empresas españolas de I+C tienen que esforzarse cada vez más debido a la presión por los márgenes en medio de las tendencias desfavorables del sector, adoptar estas tecnologías puede aportarles una ventaja competitiva vital.

Pero, ¿dónde se encuentran las mejores oportunidades para aplicar la Analítica Avanzada? En nuestro trabajo con clientes del sector, a menudo se nos pide que señalemos situaciones del mundo real en las que estas herramientas puedan añadir valor al negocio. De hecho, ya existen casos probados de uso en todas las fases importantes del ciclo de vida de los activos: aplicaciones que permiten que tanto propietarios como compañías de I+C obtengan importantes beneficios.