Durante mis años en McKinsey, he estado involucrado en varios proyectos de diferentes sectores y zonas geográficas, y todos tenían una cosa en común: todos eran relevantes para mis clientes y a todos les ayudamos a tomar decisiones que daban forma a su futuro.

Por qué McKinsey

Me uní a McKinsey en Madrid en 2007 después de terminar una licenciatura en ingeniería industrial. Durante mis estudios, yo ni siquiera estaba al tanto del trabajo que hace un consultor, pero después de hablar con otros compañeros que se habían unido antes a McKinsey, decidí que este era el lugar para mí por tres razones principales. En primer lugar, me encanta aprender cosas nuevas y en McKinsey nunca bajas tu curva de aprendizaje. En segundo lugar, siempre se puede decir lo que piensas - de hecho, ¡debes decirlo! Por último, desde mi primer contacto con la Firma, me sentí muy bien acogido, McKinsey es un lugar donde las personas son importantes y se preocupan por tu bienestar.

Ayudando a las mejores empresas a construir su futuro

Trabajar en McKinsey me ha dado la oportunidad de interactuar con clientes de alto nivel que toman decisiones importantes que afectan a sus empresas y a sus países. Desde el primer momento me di cuenta de que las decisiones que ayudamos a nuestros clientes a tomar son realmente importantes para ellos y tienen un gran impacto. Se trata de decisiones “que cambian la vida” y lo que es todavía más importante es que todo el mundo en el equipo, desde el business analyst hasta el director tiene voz.

Conoce tu potencial

Al estar rodeado de gente excepcional y enfrentarse a constantes desafíos de casos reales de negocios, McKinsey es un continuo motor para el desarrollo de tu potencial. Cuando me uní a la Firma, mi entrevistador me preguntó: "¿En qué situación te gustaría estar de aquí a dentro de cinco años?" Lo primero que pensé era en tener una casa en el Caribe, pero luego me dije: "Me gustaría liderar un equipo de personas que me apoyasen porque les gusta trabajar conmigo". Durante mi primer proyecto pensé que liderar un proyecto era un reto difícil, pero McKinsey me ha empujado a desarrollar y complementar todas mis habilidades a un nivel que me habría costado años en otro trabajo.

¡Únete a McKinsey

Si te consideras una persona que se aburre rápidamente haciendo las mismas cosas, si eres un apasionado de enfrentarte a constantes desafíos, y si quieres estar rodeado de gente excepcional que realmente se preocupan por ti y tu desarrollo, entonces ven y ¡únete a nosotros!

Formación académica

Columbia Business School
MBA

Universidad Pontificia Comillas–ICAI grado (España)
Máster en Ingeniería

Universität Stuttgart (Alemania)
Maschinenbau (cuarto año)